281.9 El curioso incidente del perro a medianoche.


El día 2 de abril es el Día de la Concienciación sobre el Autismo (y todo el espectro que representa esta condición).

El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon, es una novela que tiene por narrador y protagonista a Christopher John Francis Boone, un joven de 15 años quien quiere ser astronauta, que no puede comer alimentos amarillos y que sabe que los días donde ve pasar 5 carros rojos serán "días super buenos". Él es el detective quien tratará de resolver el crimen cometido con el perro de su vecina. Y también tiene algo parecido al autismo o al Síndrome de Asperger (no puedo dar una mejor definición porque el mismo autor tampoco lo hace).



La novela es un vistazo acerca de como se enfrentan al mundo las personas con autismo y sus familiares. Si bien Mark Haddon admite que no es ningún experto y que su investigación es un tanto superficial respecto al tema, este libro ha sido aclamado tanto por los críticos como por la comunidad médica y la gente más relacionada a este tipo de transtornos, no porque sea un tratado sobre el autismo, si no porque ofrece una mirada acerca del problema de inadaptibilidad social y estigmas a los que se enfrentan las personas con estas condiciones.





Vale la pena la leída. Es una lectura buena, con excelente ritmo y con un mensaje importante. Está escrito en un lenguaje sencillo (que raya en lo austero, considerando quien es el narrador) y nos permite tener un atisbo de lo difícil que puede ser encajar en un mundo que no está del todo listo para comprender a la gente que tiene algún trastorno que lo limite socialmente.


281.7 South Park: The Stick of Truth

Aprovechando las ofertas del Black Friday (que están desde el lunes pasado o algo así en Xbox) pude conseguir a un precio relativamente bajo esta maravilla de Ubisoft.



Acabo de terminar SP:tsot y ya quiero comenzarlo otra vez. Fue en algún momento de la pelea contra el Feto Nazi Zombie Gigante (un aborto de Khloe Kardashian, si alguien se lo preguntaba) cuando me di cuenta que en realidad me estaba divirtiendo como en pocas ocasiones.

The Stick of Truth es un RPG por turnos basado en la animación de Stone y Parker y cubre todas las expectativas que uno tendría al combinar esas palabras.

La historia comienza cuando The New Kid (tu) llega al pueblo es invitado por Butters para jugar un LARPG, formando parte del ejército de humano cuyo líder, Cartman, te pide ayuda para recuperar La Vara de la Verdad de las manos de los elfos. Con un breve tutorial donde eliges tu clase (guerrero, ladrón, mago o judío) también te enseña cómo atacar, defenderte y "usar magia". Lo que podría ser un juego de LARPG se torna más complicado cuando los aliens fallan en abducirte y por accidente se libera un líquido verde que convierte a la gente en zombies que hablan alemán; y por si fuera poco uno de los personajes comienza a levantar un ejército oscuro para vengarse.
El juego conserva el humor de la serie, que va desde lo simple y escatológico (chistes de pedos) hasta la crítica inteligente a la sociedad norteamericana característica de South Park.


(La Vara de La Verdad, su portador puede gobernar el universo)

Los elementos de RPG no son nada de otro mundo, donde tienes que elegir equipo y armas y modificarlas para combinar efectos. Tu clase influye el estilo de combate, pero no es que sean tan importante, y para compensar la especialización puedes reclutar aliados que te ayuden a cubrir algún tipo de elemento como magia o brawl (o healer), aunque sólo puedes tener uno activo a la vez. El mapa es el pueblo de South Park (y una fracción del juego transcurre en el Reino de Canadá) y consta de una Main Quest y varias sidequest que son de "ir y traer" cosas para los diferentes personajes de la serie.

El juego es sencillo y corto, siendo esta última mi queja principal. Ignoro si se planeaban lanzar misiones adicionales como DLC o si así estaba planeado desde el principio, pero que el nivel máximo sea 15 me sacó un poco de onda.

Nada más lo he jugado una vez y ya está en mi lista de los mejores RPG de todos los tiempos.
Ya sean fans del género o de South Park, dénle la oportunidad. Si son fans de ambos este juego es obligatorio jugarlo.


Una de mis misiones favoritas, donde debes encontrar a Jesús. Literalmente.

281.6 Mister Doctor. It's Strange.

Antes de continuar les advierto, por el Ojo de Agamotto, que lo siguiente tiene spoiler de la película y un arco argumental de los cómics (The Oath, de reciente impresión y venta en México y que les recomiendo leer).



Stephen Strange no fue un personaje que me interesara mucho en los cómics. Aunque aprecio sus apariciones en algunos eventos y equipos (como los Iluminati o World War Hulk) nunca pude leer su serie de forma continuada. Tuve la mala fortuna de que cada vez que abría un cómic de Doctor Strange siempre era una aventura en el mundo astral y/o peleaba contra Dormmamu o Nightmare. Esto terminó por exasperarme y en mucho tiempo no toqué ninguna historieta del doc.
Conozco su historia de origen, la cual es un clásico instantáneo para estándares de Marvel: un cirujano excelente pero arrogante que prefiere el reconocimiento monetario a la gratitud verdadera de sus pacientes se encuentra con la horma de sus zapatos cuando un accidente le deja los nervios de las manos destrozados. Se abandona a la bebida, pierde los pocos amigos y aliados que tiene y termina siendo un vagabundo. Un día escucha una plática entre dos personas donde nombran a un hombre santo que puede curar casos imposible en la olvidada Kamar-Taj y decide viajar al otro lado del mundo por un milagro. Conoce al Anciano, el sabio en cuestión, quien le dice que, si quiere, lo puede instruir en las artes místicas. Renuente al principio, Strange nota que uno de los discípulos del Anciano no es lo que aparenta y decide, por primera vez en mucho tiempo, ayudar de forma desinteresada a alguien.

Y así surge Doctor Strange, el Hechicero Supremo de Marvel.

Acabo de terminar de ver la película y aún trato de asimilar el porqué entró de inmediato a mis películas favoritas de superhéroes. Tal vez es la actuación de Benedict Cumberbatch como Stephen Strange, quien básicamente hace un reprise menos antipático que su genial Sherlock Holmes*. O tal vez el ritmo de la película que parece no interrumpirse. Incluso los momentos lentos están cargados de algún simbolismo** o efecto visual maravilloso. Tal vez sea la calidad del resto de las actuaciones, entre ellas Tilda Swinton, Rachel McAdams y Mads Mikkelsen.
O tal vez los momentos tontos protagonizados por la Capa de Levitación. O tal vez...

O tal vez que por primera vez me sentí totalmente identificado con un superhéroe. No porque yo sea un neurocirujano con memoria fotográfica y que habla con un perfecto acento inglés, si no por una frase dicha por el Doctor cuando al fin se da cuenta de la responsabilidad que tiene encima después de enfrentarse a los Fanáticos por primera vez: "Hice el Juramento de nunca hacer daño y acabo de matar a un hombre".
El Juramento Hipocrático. Primum non nocere. Lo primero es no hacer daño. La principal columna de la ética profesional del médico. 
El mismo Juramento que yo tomé hace años cuando recibí mi título de médico.

Ahí me di cuenta de un hecho curioso: Stephen Strange ya era una especie de superhéroe antes de ser hechicero. Era un neurocirujano excelente (y un médico pobre). Aunque en la película parece meramente interesado por la fama y su prestigio (y en el cómic por motivos monetarios) es en The Oath donde Nicodemus West dimensiona el alcance de Stephen como médico al defenderse de la acusación de un paciente rechazado: "¡por cada paciente que rechazó salvó la vida de otros diez!". Perder el uso de sus manos fue sólo el principio para convertirse en un verdadero Doctor.

Durante la película Strange cambia su punto de vista para aceptar las artes místicas como verdaderas y comienza con el mismo proceso por el cual se volvió médico. Leer durante horas y horas. Me encantó la escena donde su cuerpo está dormido mientras su proyección astral continúa estudiando. Es el único superhéroe que obtiene sus poderes mediante el estudio*** ¡en ambas ocasiones! En lo personal me parece un mensaje hermoso, reinvindicando el verdadero esfuerzo mental y académico, la disciplina y la curiosidad. Doctor Strange no es un peleador. Es alguien que busca la solución de los problemas que no se pueden resolver. Es alguien que busca encontrar una manera pacífica de resolver los conflictos. Es alguien que juramentó que la salud y la vida de sus pacientes será la primera de sus preocupaciones.

La clase de héroe a la que aspiro ser algún día. La clase de médico por la que estudio todos los días.

*Antipático porque así es el personaje, no por otra cosa.
** El lavado de manos, primero como cirujano, luego como paciente en recuperación, luego como aprendiz de hechicero, luego como médico y hechicero. Los relojes y el paso del tiempo y claro, el Ojo de Agamotto. Todo es cíclico.
***Se puede argumentar lo mismo con Tony Stark, pero el armamentista parece más inclinado a las soluciones directas y bélicas que a las soluciones más elaboradas (por no llamarlas elegantes de Strange), que son producto de su estudio.  

Si quieren darle una leída a The Oath, aquí.

281.5 The Man in the Beaver Hat

Londres después de medianoche, de Augusto Cruz, es una novela de detectives enfocada en la búsqueda de una copia de la película perdida del mismo nombre. Aunque la búsqueda en si es totalmente ficticia, la trama mezcla personajes reales que interactúan con McKenzie, el protagonista. Entre sus páginas desfilan Edgar Hoover, Lee Harvey Oswald y Forrester Ackerman. Por encima de todos ellos flotan las sombras de Lon Chaney (Senior, el Hombre de las Mil Caras) y Tod Browning, actor y director (respectivamente) de dicha película.

En la película, Chaney interpreta a un detective/hipnotista que es capaz de infundir a los criminales con miedo para hacerlos confesar sus crímenes. Una de las imágenes más icónicas que es la de hombre con el sombrero alto, piel pálida y dientes puntiagudos:




A pesar de la creencia popular, The Man in the Beaver Hat no es un vampiro. El remake de ésta película (The Mark of the Vampire, con Bela Lugosi en el papel de Lon Chaney) provocó la malinterpretación.

La novela de Augusto Cruz es una recomendación. De la mano de McKenzie nos vemos inmersos en una búsqueda alucinante que atraviesa el tiempo y el espacio desde los clásicos de terror de Hollywood hasta un México atemporal donde sucede el último acto. La narración parece perder el hilo durante algunas páginas, pero si tomamos en cuenta que el poco confiable narrador ya es mayor (tanto como para haber sido el secretario particular del fundador del FBI y ya estar retirado) se pueden perdonar los soliloquios, sean intencionales o no.

Como dato final (y motivo para haber escrito esta entrada): ¿qué fantástico personaje de terror de los últimos tiempos está basado visualmente en The Man in the Beaver Hat?


(dook, dook, DOOK!)

Parece que los verdaderos inmortales son aquellos que logran deslizarse en el colectivo imaginario a pesar de los décadas y no los monstruos que representan.

281.4 Mi Top 10 de Doctores (Médicos) ficticios favoritos.

Hoy, 23 de octubre, se celebra el Día del Médico. Ser médico es de las cosas que me definen. Como todas las vocaciones, está llena de grandes nombres de las personas que la forjaron en lo que es hoy en día, pero quiero tomar parte de este día para celebrar a los médicos ficticios, aquellos que fueron los primeros por los cuales conocimos este arte y que directa o indirectamente son los responsables de llenar los exámenes de admisión de las facultades. 

Aquí va el Top 10 de mis médicos (y a los que llaman doctores y no pienso meterme en debates porque hueva) favoritos. Todos ellos ficticios. Todos ellos fantásticos.

10.- Dr. Leonard McCoy



Empiezo la lista con el primer doctor que recuerdo, aún por encima del doctor Chapatín. La gente tiene la idea equivocada que Star Trek era solamente sobre Kirk y Spock. Si, parecería que todos los episodios parecían enfocarse en la pareja, pero el doctor de la Enterprise solía ser el equilibrio entre ambos, a veces del lado de uno y muy renuentemente del otro.Amigo de la juventud de Kirk y fiel al capitán, a menudo era opuesto a Spock, al que no perdía oportunidad de llamarlo "inhumano, frío y sin sentimientos" en cada oportunidad, recordándole que, después de todo, no era ni humano ni vulcano, y por el que llegaría a sentir un profundo respeto (que se volvió mutuo) conforme pasaban más aventuras y aventuras juntos. Damn it, Jim!

9.- Dr. Abraham Van Helsing


El arquetipo del cazador de vampiros no podía faltar, y del cual se inspirarían escritores subsecuentes para crear algunos de mis personajes favoritos (como Giles, en Buffy: The Vampire Slayer, Bobby Singer en Supernatural e incluso Mulder/Scully en The X-Files). Van Helsing es un estudioso, un científico y sobre todo mentor y maestro, encarna lo que un médico debe de ser, incluyendo el estar dispuesto a arriesgar su propio cuello para detener de una vez por todas al siniestro Conde Drácula (dejando a un lado la monstruosidad interpretada por Hugh Jackman, por supuesto).

8.- Dr. John H. Watson


Ninguna lista de doctores favoritos puede estar completa sin el narrador de las historias de Sherlock Holmes. A menudo se suele retratar a Watson como si fuera tonto (en el peor de los casos) u obtuso (en el mejor de los casos). Nada más lejos de la realidad: Watson es un excelente médico y sus capacidades deductivas están por encima del promedio, pero todos parecen obtusos al lado de Sherlock Holmes. Además, sirve como la brújula moral inexistente de Sherlock y como el único capaz de ver al humano más allá de sus excentricidades.

7.- Dr. Henry Philip McCoy




Aquí me salgo tantito, porque Beast no tiene estudios formales en medicina, a pesar de su doctorado en Biofísica y otro en Genética y cumplir con las funciones médicas de la Escuela Xavier de Jóvenes Superdotados. Beast por lo regular representa una voz de razón dentro de los Xmen, algo que aprendió por las malas al usarse a sí mismo en un experimento que desató su lado salvaje y lo transformó en la bola de pelos que todos conocemos.

6.- Dr. Hannibal Lecter.



El gourmet humano por excelencia, el Doctor Lecter es un personaje fascinante que suele robarse el protagonismo ya sea en el libro o en las películas (en gran parte gracias a la interpretación de Anthony Hopkins) o en la serie (Mads Mikkensen, en una actuación soberbia).

5.- Dr Zed Blanco.


"If you ain't dead I'll keep you that way" es la cita sobre medicina por excelencia.
Aunque perdió su licencia médica debido a causas desconocidas, el Dr. Zed es el primer humano no hostil con el que te encuentras en Borderlands y uno de los pocos NPC que te ayudan en el camino. Sus métodos serán poco ortodoxos (hay una misión donde lo ayudas durante un procedimiento) pero son efectivo. Por favor, no lo confundan con su hermano gemelo malvado, el Dr. Ned.

4.- Dr. Perry Cox



Antes de House (quien debería pero no estará en esta lista) ya existía un doctor gritón, grosero, sarcástico y con problemas con la autoridad. El Dr. Cox sirve como mentor a JD muy a su pesar, volviéndose una figura a la cual admirar a pesar de sus evidentes defectos.

3.- Dr. Herbert West



A pesar de sólo salir en un cuento corto de H.P. Lovecraft, el Dr. West se volvió un personaje de culto, siendo referencia recurrente en otros libros, cómics, y películas, debido a sus experimentos para "Re-Animar" el tejido muerto, mismos experimentos que marcan su final en la mayor parte de las adaptaciones. Por así decirlo: es la versión siniestra del Dr. Frankenstein.

2.- El Doctor.



No puede faltar en mi lista. En cualquier lista de cualquier cosa. El Doctor de Doctor Who ("un doctor en todo") según la Wiki en verdad tiene el título de MD, así como haber estudiado con los doctores Lister y Bell. Es la misma River Song la que nos dice ("A good man goes to war") que los sanadores y sabios se llaman "Doctores" en honor a "El Doctor". Fantastic!

Pero momento. Si El Doctor no es el número uno de mi lista, ¿quién podría serlo?



1.- Dr. John A. Zoidberg.
Digan lo que digan: el Doctor Zoidberg es un excelente médico para todas las especies extraterrestres excepto los humanos. A pesar de su aparente incompetencia (y falta de conocimientos de anatomía y fisiología humana) Zoidberg siempre está ahí para unir cabezas decapitadas, extirpar órganos redundantes y probarnos que el no saber sobre un tema no es excusa para no intentar hacer lo mejor posible.

281.3 Avengers Arena

En diciembre de 2012 y como parte de Marvel NOW, Dennis Hopeless y Kev Walker nos entregaron una serie limitada de 18 números con una premisa "inspirada" en Battle Royale o The Hunger Games.



16 jóvenes superhéroes son secuestrados por Arcade y puestos en Murderworld, una isla modificada para servir de arena a los jóvenes gladiadores con sólo una regla: tienen 30 días para que uno sea el sobreviviente después de matarse entre ellos.


La serie es bastante irregular, alargada innecesariamente a 18 números con 2 ó 3 números de relleno (donde explican la motivación de Arcade o porqué nadie se da cuenta que 16 jóvenes fueron secuestrados) pero que tiene ciertos rasgos redentores iniciando con la aparición de algunos favoritos (para mi) como un par de Runaways o X-23 y la presentación de personajes nuevos que tienen potencial.
Si le quieren dar una leída, por aquí.

Avengers Arena pasó sin pena ni gloria, pero fue un buen intento de entregar una miniserie interesante que presentara a nuevos personajes. Cumple medianamente ambas.

Me encantó la portada del primer número, haciendo referencia a esta joya.



281.2 "Osh, es que la Harley de los cómics..."

Existe una raza especial de fan. Se encuentran en todos lados, en todos los fandoms. Son aquellos que dicen que no te puede gustar Doctor Who porque no has visto un sólo capítulo de Tom Baker. Son los que afirman que no te pueden gustar las películas de Nolan porque jamás viste Memento y ésa es "la" película de Nolan. Son los que dicen que no te puede gustar The Hunger Games porque obviamente es un plagio de Battle Royale. Son los mismos que dicen que no puedes ser fan de la relación de Harley Quinn y Joker en Suicide Squad (la película) porque en los cómics no es así.

Yo los llamo Los Autoproclamados Guardianes de Algo. 

Están en todos los fandoms. Están en todos los medios. ¿Te gusta Cortázar? Es porque jamás leíste a Borges maldito ignorante. ¿Juegas Yu Gi-Oh? Pfffft. Magic: The Gathering es el padre de todos los TCG y ése es un juego de verdad. ¿Te ven comiendo una bolsa de Churrumais? Prueba los Churrumais Flamas, son los mejores. (Lo último si es cierto y si lo recomiendo).
Estos guardianes se dan a conocer casi casi solitos: tienden a ser pasivo-agresivos y les encanta poner "exámenes" para saber si mereces o no ser fan de algo.

El asunto con Harley Quinn es que ahora todas las "únicas y especiales" (como a los guardianes de Harley les gusta llamar) son las chicas que se volvieron fan de la imagen de Margot Robbie como Harley Quinn y/o de la relación de ella con El Joker que se muestra en la película. Y este es el punto álgido de mi diatriba: EN LA PELÍCULA.

Querida gente: para que te guste un personaje de una película no tienes que chutarte los 50 o 24 años, en el caso de Harley, de historia previa. Si sólo te gusta lo que te mostraron en la película estás en todo el derecho.

Queridos Guardianes de Harley Quinn: si, si, sabemos que es una relación abusiva (EN LA SERIE ANIMADA Y EN LOS COMICS). Si, si, sabemos que originalmente no estaba sobresexualizada (EN LA SERIE ANIMADA Y EN LOS COMICS). Si, si, sabemos que no es un símbolo feminista (EN LA SERIE ANIMADA Y EN LOS COMICS). Estamos hablando de la película, no de la serie animada de Batman de los 90 ni en los cientos de cómics que orgullosamente has leído.
Están haciendo un trabajo que nadie les pidió y lo están haciendo pésimo.
O tal vez, sólo tal vez, la verdad es que tu enojo proviene de que no sabes nada de ésta nueva presentación de Harley a excepción de lo que has visto en la película, lo que te pone en el mismo nivel de las personas que tanto criticas y pues eso te quitó lo único y especial.

218.1 Suicide Squad

Advertencia: algunos spoilers adelante. No pienso resumir toda la película, así que sólo hablo de algunas generalidades y alguna que otra cosa en específico que me llamaron la atención.



Soy de los que consideran que DC/Warner aún no encuentran el "algo" que le hace falta a sus películas para llegar al nivel que se merece el público. Odié Man of Steel y no me terminó de gustar Batman V Superman. Ahora llegó la película a la que le tenía fe y tiene las mismas fallas que sus predecesoras. Sin embargo también creo que están encontrando su camino y no tardan en llegar las buenas películas de DC: en Suicide Squad no todo funciona, pero las partes que funcionan son fantásticas.

¿Qué es el Escuadrón Suicida? Un grupo de villanos reclutados por el gobierno de Estados Unidos vía Amanda "The Wall" Waller para realizar las misiones en las que nunca podrían reclutar héroes. O por lo menos así es en el cómic. En esta versión cinematográfica el pretexto es tener un grupo capaz de detener la amenaza metahumana. Imaginen que el siguiente Superman sea un terrorista, ¿quién lo detendría? Pues el Suicide Squad, criminales que cumplirían tiempo de sentencia arriesgando sus cuellos.

Y aquí es donde comienzan mis problemas con la película. En los cómics el Escuadrón Suicida funciona porque se encargan de misiones de black ops (eliminación de amenazas, encubrimiento, rescates/ataques en el extranjero) donde se requieren humanos entrenados y con ciertas habilidades que funcionen en dichas misiones. El pretexto de "detener superhumanos" se va al traste cuando reclutan a villanos que no tienen oportunidad alguna contra dichos seres: si bien Deadshot, Killer Croc, El Diablo y Enchantress tienen algo a su favor, ¿qué harían Harley Quinn, Captain Boomerang o Slipknot contra Flash o Linterna Verde? De hecho, en la escena introductoria de Captain Boomerang lo vemos frente a Flash por la fabulosa cantidad de 2 segundos. Tal vez, y sólo tal vez si nos lo hubieran presentado dándole batalla a la policía o a algún metahumano antes de ser capturados entenderíamos porqué alguien los querría en una fuerza especial.



Suicide Squad da brincos hacia adelante en su desarrollo, incoordinados, brincando agujeros para hacernos llegar a donde queremos llegar: a la interacción del grupo. Para cubrir dichos agujeros utilizan flashbacks que nos muestran un poco de las motivaciones de algunos de los personajes del Escuadrón, enfocándose en Deadshot un poco y en Harley Quinn mucho más. Esto no es necesariamente una queja, ya que el pasado de Harley Quinn representado por el Joker tiene un peso importante en la película. Hablando de flashbacks: ¿quieren saber qué miembro muere? Pues al que no le dan vídeo introductorio. Si, te veo a ti, Slipknot.
Menciono lo de los brincos hacia adelante porque algo que me distrajo mucho de la película es que durante el inicio del ataque del monstruo principal (Incubus) y el momento en que el Escuadrón se enfrenta a él pasan 3 días, de los cuáles no vemos nada del Escuadrón, ya que la narrativa brinca del momento en que los están sacando de la cárcel y el momento que el helicóptero donde viajan llega a la ciudad. 

Estas fallas de la narración están siempre presentes y son las que la película no termine de cuajar. Es un problema de edición similar al de Batman V Superman, donde dan la apariencia de tener un fecha límite para entregar el proyecto y al final deciden de forma arbitraria y a las carreras cuáles escenas llegan al cine y cuáles no. Boomerang se va en cuanto tiene la oportunidad y en la siguiente escena está de regreso (¿captan la broma?, ¡¡PORQUE ES BOOMERANG!!). El Diablo da la vida por todos porque de pronto y de la nada son familia. Deadshot le perdona la vida a Harley a pesar de que le prometen la seguridad futura de su hija (motivo por el cual se unió al escuadrón). Boomerang permite que Slipknot muera nada más porque si (¿son o no familia o cómo?). Ni qué decir que Flagg es el soldado más inútil del mundo dejándose capturar dos veces o que los enemigos respetan tanto a El Diablo que en tres ocasiones ni hacen el intento de atacarlo, a pesar de estar de pie en medio de la pelea todo el tiempo.

Las actuaciones van de lo genial como Will Smith como Deadshot o Margot Robbie como Harley Quinn a lo mediocre como Cara Delevingne como Enchantress o Joel Kinnaman como Rick Flagg. Me hubiera gustado ver mucho más de Jai Courtney como Captain Boomerang pero su papel quedó relegado a un "douchebag comic relief".


Nota aparte merece el Joker de Jared Leto: hizo el esfuerzo y entregó la actuación pero el guión para su personaje es un vórtice de creatividad. Su Joker parecía más el "gángster psicópata #3" que "El Príncipe Payaso del Crimen". Si, se veía escalofriante, si, es un psicópata, pero la marca del Joker es el soltar chistes malos y juegos de palabras mientras mata a alguien. Es arrojar ácido por su flor de la solapa. Incluso en Joker de Ledger hizo su "truco de magia". El Joker de Leto parece tomarse a sí mismo demasiado en serio y eso demerita al personaje por muy bueno que sea el actor.

Suicide Squad no es la reinvindicación de DC/Warner, pero se acerca. Me gustó más que Batman V Superman y la podría volver a ver sin ningún problema. No es tampoco la película mala que las críticas aclaman, y menos para los fans. Tiene cosas muy buenas, cómo esta:

(Lástima que sólo aparece 3 segundos en pantalla)



218 Stranger Things: lo que encuentra el fan de Stephen King.

Se ha escrito mucho de Stranger Things, ésa serie original de Netflix que a todos nos llegó por sorpresa con una oleada de nostalgia ochentera y una historia que, aunque está bien contada, es cliché tras cliché de las "historias de desapariciones en Pueblo Pequeño".

Dejaré a otras personas el comparar los fotogramas buscando paralelismos entre Stranger Things y 8 mm, E.T. el Extraterrestre, Poltergeist e infinidad de películas y series a las que hace referencia y me enfocaré en un rubro más limitado pero que me es ligeramente más familiar: las referencias al Maestro del Terror, Stephen King.

Posiblemente hay spoilers más adelante. Seguro.

-El font de la portada.

La pantalla del título tiene un font muy similar al que solían tener los libros de Stephen King en su edición americana en los setenta tardíos y ochenta tempranos:



(No tomé de ejemplo el Needful Things de casualidad, wink wink)

-Los Perdedores.

Mike, Will, Dustin y Lucas son 4 niños víctimas del bullying que se la pasan intercambiando cómics y tarjetas coleccionables, cuya primera interacción que vemos entre ellos es mientras están jugando Calabozos y Dragones y son fans de Star Wars a rabiar. 
Stephen King tiene 3 historias protagonizadas por un grupo de amigos víctimas del bullying y entre los cuáles se encuentra la representación del autor de la amistad verdadera y el enfrentarse juntos a los horrores a menudo en contraposición de los adultos y de sus propios torturadores. La más conocida es la menos representada.


(Los Perderores originales y si, todos flotan)

Pero de las otras dos encontré algunos paralelismo interesantes. Empezaré con la segunda más conocida: la de 4 amigos que salen de viaje para encontrar un cádaver que escucharon se encuentra tirado en el bosque.


Y tal vez estoy hilando muy fino, pero en Stranger Things hay una escena que me recordó muchísimo a Stand by me, aunque sea por el detalle de tener a 4 niños caminando en las vías del tren.


El tercer grupo de perdedores, mucho menos conocido, aparece en la novela y película Dreamcatcher, y no los culpo por no conocerlos, no es el mejor libro de Stephen King y de largo no es la película favorita de nadie.

En Dreamcatcher Jonesy, Pete, Beaver y Henry están unidos por Duddits, su amigo con síndrome de Down, poderes telepáticos y dreamcatcher en cuestión. Muchas de las escenas de la niñez de Dreamcatcher ocurren en el pueblo de Derry (si, el mismo de It), donde han ocurrido las desapariciones de varios niños y el cuarteto protagonista termina encontrando a uno de los niños con la ayuda de los poderes de Duddits.

-Las chicas que son Carrieta White y Charlie McGee

El personaje de Eleven parece ser la combinación de dos personajes de Stephen King: la historia de Charlie McGee en Firestarter y los poderes de Carrie en Carrie.
Charlene "Charlie" McGee es producto de un experimento gubernamental al que se sometieron sus padres, obteniendo poderes piroquinéticos, mismos que la hacen objetivo del grupo gubernamental (The Shop, que se equipara al equipo que persigue a Elevan y sus amigos) encargado de los experimentos anteriores. De ella también se desprende un detalle menor que me encantó: Andy McGee, el padre de Charlie, también tiene poderes mentales y cada vez que los utiliza su nariz tiende a sangrar.
Los poderes telepáticos de Eleven parecen tomados de Carrie, con estallidos cuando sus emociones se ven comprometidas, pero en el resto de la historia me parece más que es otro personaje (Nancy) la que terminó con parte del trasfondo de Carrie: Nancy, la chica que sale con "el chico malo" como si se tratara de una broma orquestada por las malas influencias de los amigos de él. Cada vez que los cuatro aparecen juntos tengo la impresión de que algo malo le sucederá a Nancy y que será Steve el responsable. El otro momento que me rememoró a Carrie fue la escena donde la mano de Nancy sale del Other Side, como Carrie saliendo de la tumba.

-Otras referencias pequeñas, pero que me encantaron:



La resortera es el arma por excelencia para matar monstruos


De alguna forma, tanto Beverly Marsh (It) como Nancy Wheeler son excelentes tiradoras por naturaleza.


El sheriff del Pueblo Pequeño con su propia tragedia personal, despierto, capaz y une todas las tramas. Jim Hopper me recuerda a Alan Pangborn, personaje recurrente en las novelas de King.

Obviamente Hawkins podría ser Derry o Castle Rock, pero no lo consideré porque Hawkins podría ser cualquier Pueblo Pequeño en Estados Unidos.

Hasta ahora son las referencias que he encontrado y disfrutado, algunas obvias y otras muy agarradas por los pelos. Espero que en subsecuentes visionados sea capaz de encontrar más.